Reflexión Semanal #70

Reflexión Semanal #70
@sa2030811

Ante el confinamiento voluntario o impuesto, no podemos permanecer indiferentes; algo se ha movido o ha dejado de moverse; han aparecido sombras, ansiedades, sensibilidades, inseguridades; pero también ha aparecido conciencia, nos ha obligado a reflexionar y observar lo que no estábamos viendo. Puede que la balanza se incline hacia el lado de la limpieza interior, y han aparecido basuritas que habíamos barrido bajo la alfombra, y las cuales estaban perforando lentamente nuestra psiquis; también es posible que la balanza se incline hacia la liberación, hacia la simpleza y el disfrute, el ordenamiento interior y la madurez.

En el externo, también se han mostrado aspectos que no estábamos viendo. Ha aparecido el barro  oculto por tanto tiempo, como un pantano en el cual han aflorado algunos “monstruos” mostrando su real faceta; pero también se han mostrado bondades silenciosas que emocionan y que equilibran la balanza de alguna forma. Debemos evaluar y observar, no perder de vista los valores que consideramos importantes, para que cuando esto pase, porque pasará, recordemos y caminemos senderos luminosos.

Como especie, tenemos mala memoria, y cuando las cosas vuelvan al curso que estamos acostumbrados, nos envolverá la pereza de siempre, y nuestra indiferencia y desidia nos llevarán  a retomar el camino que tuvimos que abandonar por fuerza mayor, como ha sucedido en este caso. Es importante recordar siempre que un ser vivo invisible nos ha replegado y nos ha “obligado” a permanecer quietos, a volcarnos a lo real e importante, porque es necesario reflexionar y analizar en qué estamos.

En nuestras manos está el elegir y decidir caminos y actitudes, una vez pasemos este tránsito. Para algunos ha sido un camino pesado y sacrificado que andar, con sufrimiento;  para otros, más liviano y natural. Pero lo más importante, no desperdiciemos este valioso tiempo que el Universo nos ha dado, para avanzar, crecer y ser mejores; es  nuestra responsabilidad como generación que ha tenido que enfrentar este gran movimiento, en pos de un mundo mejor.

“Algunas cosas abren nuestras alas, algunas cosas hacen que el aburrimiento y dolor desaparezcan.” Rumi

Brújula Astral 01.04.2020

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

Los movimientos astrológicos ya tan comentados ahora último, afectan no tan sólo en forma global, sino también en forma individual. A veces es tan fuerte el estímulo externo, que nos olvidamos de apreciar la forma interna en que se está produciendo el  movimiento, puesto que estamos tratando de “sobrevivir” a tanto oleaje.

Pues bien, todo esto es un proceso que nos lleva a alguna parte, no sabemos a cuál, pero lo que sí sabemos es que debemos vivirlo y experimentarlo. Cómo lo viva cada uno, depende de  las emociones que se vayan desencadenando y de nuestra reacción frente al hecho. Como antecedente importante, debemos ver en qué área de nuestra vida nos hemos dicho: “no pensé que esto podía pasarme, o no me imaginé que iba a vivir esto”. Te parece que esto lo has experimentado? Claro que sí, porque estas conjunciones nos han venido a desarmar las bases, como si fueran los cimientos de una casa, y sentimos que el castillo de naipes se empieza a desplomar. Lo que pensábamos que iba ordenadamente en una dirección, repentinamente se desarma y quedamos sin entender nada; y no es que podemos armar de otra forma por el momento, es sólo que nos quedamos sin planes, sin un piso, a la deriva quizá, y obligados a vivir el aquí y el ahora. UFF, qué difícil resulta, ya que se nos ha dicho siempre que existe un “orden” en la vida. Nacer, estudiar, profesión, formar familia, tener descendencia, trabajar, ser exitoso, ganar dinero, tener una propiedad, jubilar, viajar, y quizá, alguna vez morir. Nunca se nos dijo que había que VIVIR……y al parecer ahora se nos está mostrando la importancia de ello; que somos parte de un todo y que ese todo hace que el sistema funcione.

Las épocas actuales y los procesos que se vienen en este año, año movido y desafiante como humanidad y por lo tanto como individuos, nos enfrentarán a más de una etapa. Si creemos que se respiran eventos más livianos en algún momento, puede ser, pero se nos estará poniendo a prueba cada cierto período. Como especie, podemos sentir que los sucesos ya pasaron y por inercia, tendemos a volver a lo de siempre, pero esto no será tan común; debemos estar atentos, con conciencia, reflexivos y responsables de nosotros y de lo que sucede, porque si no hemos entendido que hay mucho cambio, habrá mucho sufrimiento. Nos estamos preparando a una era maravillosa en donde se respirarán aires livianos y humanos. No olvidemos que vivir esta experiencia, que debe dejar huella, es tan sólo un fragmento en la existencia.

Si el miedo fue el factor que dio el inicio a este proceso, no hay nada que temer, deja que el proceso en sí  mismo te vaya indicando los pasos a seguir; ahora es tiempo de cambiar creencias y paradigmas, se nos ha desplomado más de algo; lo que nos espera es incierto, no tenemos el control de nada de lo que creíamos “seguro” u “obvio”; 2020, año complejo y de mucho movimiento, como estar en la cresta de la ola, pero sobreviviremos, y la intención de todo esto es ser parte de un cambio importante, en pos de un mundo mejor para todos. Los astros nos invitan a ser la mejor versión  de nosotros, para que evolucionemos y seamos una especie que está renaciendo, para vivir en un mundo mejor. Nadie dijo que era fácil.

Reflexión Semanal #69

Reflexion Semanal 69
@sapfir313at

“Quedarse en casa”, no es sólo guardarse en el hogar, sino también  quedarse con uno, con tu interior, con lo que somos. En esta ocasión, el Universo nos ha llevado a un estado del cual nos habíamos salido hace tiempo; nos habíamos transformado en autómatas,”cosistas”, depredadores y egoístas.  Siempre esperando que el exterior nos solucione todo, el menor esfuerzo, exigiendo a la naturaleza de todo y sin ninguna retribución; incluso ahora, toda la humanidad rogando por una vacuna (exterior), y no nos acercamos siquiera a preguntarnos qué hacemos por el autocuidado, por cuidar nuestro entorno, por el otro. Gran prueba la que estamos viviendo, dejar el ego a un lado y enfocarnos en lo simple, lo real y lo esencial.

Estábamos usando  las redes sociales como medio de evasión, como descarga de frustraciones, rabia y ego; era tan cómodo escribir algo o enviar un sticker para salir del paso; y ahora, qué paradoja, las usamos para acercarnos a los demás, para sentirnos acompañados, para reír. Quizá cuánto tiempo pase para encontrarnos con esa mirada, con la magia de una sonrisa cercana, con el abrazo reconfortante. Tanto nos alejamos de lo humano, que ahora se nos está poniendo a prueba, qué tanto de lo humano valorábamos. Para algunos es más duro que para otros, pero siempre en tiempos de crisis hay grandes enseñanzas detrás, y en tiempos de crisis, sale lo mejor y también lo peor del ser humano.

Los conceptos están cambiando, y se nos obliga también a  hacer cambios. Las prioridades de pronto son otras, debemos cambiar hábitos y rutinas; lo material se tambalea y se muestra como realmente es; se nos pone a prueba y se nos desafía a avanzar en valores perdidos. Solidaridad, generosidad, agradecimiento, humildad, vivir el momento, y acostumbrarse a la incertidumbre; aprender que no podemos controlar nada. Suena difícil, pero quizá debemos ponernos en el lugar de la persona que está contagiada y enferma en este momento, vaya qué situación en la que está, y ni nos imaginamos cómo puede ser su diario vivir; y nos puede tocar a cualquiera.

“La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y cuando lo nuevo no acaba de nacer”. Bertold Brecht

Reflexión Semanal #68

Reflexión Semanal #68
@evgenia1988istinova

Quizás, sólo quizás, lo que estamos viviendo sólo nos dice  que debemos volver al origen, a lo que somos; seres espirituales transitando por este mundo en un cuerpo físico; conectarnos con la simplicidad, a lo que vinimos, a dejar de perseguir lo individual y egoísta, para ir detrás de lo esencial, aportar y construir. Dejar de depredar y conectar nuevamente para vibrar en una frecuencia superior de generosidad y humildad.

El Universo nos está despojando de una manera muy sutil de esa creencia que todo lo podemos controlar, que todo es adquirible y “comprable”; y lo está haciendo de una forma en la cual nuestro ego se debilita, hacernos ver que somos vulnerables y que nuestro mayor miedo, “la muerte”, es el que nos hace algo humildes e indefensos. Porque en el momento que se susurra el hecho que existe un “peligro” frente al cual no tenemos protección ni “control”, comienza el pánico colectivo. Se toman medidas, se inventan cosas, la sombra se encarga de demostrar que somos vulnerables  y perdemos incluso la cordura y la perspectiva; actuamos de formas irracionales y el señor rumor toma el control. Los números, lo material,  índices, se desploman una vez más, e insegurizan, porque en el fondo todo es virtual, no es real; más miedo aún.

Por alguna razón el “guardarnos” en nuestros hogares, nuestro templo,  nos lleva a cuidar a los nuestros, compartir, estar tranquilamente en compañía de la música, la lectura, la conversación  y dejar de embriagarnos con el externo que a veces sólo es un medio de evasión. Retornar a ese espacio único y rico, es el que nos hace seres creadores y más pensantes, viviendo el presente.

Quizás, sólo quizás, este reencuentro “obligado” contigo, es el primer paso para una vida más plena y consciente, en la cual podrás encontrar  el sentido de esta vuelta por acá; un regreso que sólo conduce a ser mejor, y por qué no, a una comprensión superior que sólo te traerá paz.

“Uno nunca tiene miedo de lo desconocido, uno tiene miedo de lo conocido llegando a su fin”. J Krishnamurti

Brújula Astral 28.2

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

El tan “temible” mes de Marzo, astrológicamente no es de temer, sólo son energías de cambio que están en constante movimiento, y esto ya viene desde hace un tiempo. El miedo, incluso pánico que algunos desean infundir es sólo, una vez más, una forma de ejercer el control; cuántos están lucrando y aprovechándose de esa circunstancia. Por ello es muy importante observar de qué forma reaccionamos individualmente frente a los estímulos, porque eso se traduce en la reacción colectiva.

Ahora vamos a la astrología individual y las energías que se aproximan, para así poder entender mejor la reacción colectiva de la cual formamos parte. El mes parte con una redefinición de los valores y la autoestima, incluso todas las relaciones cercanas; nos estamos mirando en cuanto a cómo quiero que me quieran, y cómo voy a querer yo; qué es lo que ya no deseo en mi vida porque emocionalmente me hace daño. Puede ser un trabajo, un lugar físico, una amistad, una pareja e incluso algún objeto que estamos encontrando feo y que debemos deshacernos de él.

Es una energía quizá leve de corto plazo, pero sólo la preparación  de un período más largo y notorio que ya comienza a gestarse. A partir de lo anterior, entenderemos que debemos desechar algunas situaciones que ya no van, que debemos hacer cambios, que estamos vislumbrando nuestra vida desde un punto de vista más amplio, no sólo como un ente que funciona y respira, sino como un ser integral con deseos y proyectos. Eso implica liberar ideas y conceptos de lo que pensábamos que era, y que quizá ya no será; que hay algo más preparado para nuestra vida, y que ese algo puede ser fascinante y hermoso. Por qué no, más autovaloración y deseos de libertad. Que aquello causa incertidumbre, por supuesto que sí. Calma, todo llegará a su tiempo.

Como siempre menciono, déjate llevar, mira a tu interior y escucha a tu alma; desde allí salen las mejores respuestas para tomar las mejores decisiones, las que van de acuerdo a los tiempos y lejos de la ansiedad. Y con esa hermosa conexión, podrás ser un gran aporte a los tiempos actuales; un ser de Luz, en paz, y que desde la energía colectiva del amor, puede apaciguar la oscuridad reinante. Namasté.

Reflexión Semanal #67

Reflexión Semanal #67
@sorabsohrevardi

El sentirse solo, la soledad, es una de las emociones más duras y angustiosas que experimentamos.  Ya al nacer, se asoma ese desarraigo, el cual nos comienza a acompañar en innumerables momentos, edad y situaciones. Es inherente a la especie humana, y en su lado negativo esencial, nos lleva a tomar malas decisiones,  e involucrarnos en situaciones muy amargas y desafortunadas. Podemos caer en un ensimismamiento, que nos puede conducir a ser personas pedantes, hurañas y negativas. Cómo no, si no tenemos interacción con los demás que nos aporten otros puntos de vista, y nos hagan notar que podemos estar equivocados.

Ahora desde el lado positivo de la soledad, son momentos muy necesarios; nos lleva a la introspección, a una conexión con nuestro Ser, a conocernos mejor, paz interior y por qué no, salud mental. Porque si tus estados de soledad son un llamado interno, y no una emoción perturbadora, mucho provecho podrás sacar de ahí. Aparecen buenas respuestas, caminos a seguir y un reencuentro con tu alma que te dará un sentido de unidad, alejando cada vez más esa sensación triste de “sentirse solo”. Una vida interior activa, puede ser una gran compañera de vida, puesto que eres tú mismo en amplia conexión con lo que eres realmente; eso te da paz y comprensión, te libera de mochilas, y te permite un transitar apacible y armónico, en solitario quizá, pero jamás con esa soledad desgarradora.

“En el núcleo más recóndito de toda soledad hay un profundo y poderoso anhelo de unión con el yo perdido”. Brendan Behan

 

Reflexión Semanal #66

Reflexión Semanal #66
@ma398690

Qué hacer y cómo enfrentar tanto estímulo negativo que permanece en el ambiente. Cómo permanecer sano y con paz de alma  frente a lo que sucede en el mundo actualmente, y que la sombra se encarga de mostrarnos una y otra vez, desde cualquier medio.

No existen recetas, pero algunos paliativos podemos usar para que no se nos endurezca el corazón y nos volvamos grisesamargos, y se nos olvide sonreir. Primero, debemos mirar nuestro interior y reconocer qué emociones están dominando nuestro sentir y nuestro actuar. Por ejemplo, rabia, odio, tristeza, pesimismo, miedo; de seguro que ninguna emoción luminosa, recuerda que la oscuridad se alimenta de sí misma, y tu reacción emocional y además física frente a la actualidad, es desde la sombra. Ahora, crees que es sano para ti y tu alrededor permanecer con esa mente negativa?, porque lo que piensas es lo que estás creando para ti y tu entorno.

Para hacer frente a la oscuridad y comenzar a ser proactivo y no reactivo, se requiere de un esfuerzo interno; también es bueno retirarse un rato de las redes sociales contaminadas, medios de comunicación, o de todo aquello que estimule negatividad en tu interior; hay tanto odio y resentimiento en el aire, tanto desamor, que a ningún lugar conduce; debes ver si deseas alimentar todo aquello, a costa de tu tranquilidad y salud mental y física. Recuerda que la oscuridad sólo desea que seas infeliz.

Ahora son épocas en las cuales debemos decidir qué deseamos transformar en nuestro interior, para caminar más liviano y ligero, y en paz; no olvides a lo que viniste. Namasté.

No cedas al fatalismo. Te inducirá a la inercia y a la pereza. Reconoce los grandes poderes del pensamiento. Esfuérzate. Procúrate un destino grandioso por medio del pensamiento recto.” Sivananda