Reflexión Semanal #49

Reflexión Semanal #49
@saraazad660

Las relaciones de pareja han sido, son y serán motivo de una gran  ocupación en nuestras vidas. Ya sea porque no existe alguna,  o porque estamos involucrados. Si estás en “soltería”, las inquietudes son muchas; encontraré a alguien, por qué no llega esa persona, qué de malo hay en mí que no atraigo a esa persona, etc.  Las respuestas pueden ser muchas, desde que inconscientemente hay una negación a relacionarte íntimamente con alguien, hasta que cada cosa llega a su momento, y ese momento aún no hay llegado.

Si estás en  una relación, también es motivo de preguntas sin respuesta o inquietudes. Cada pareja tiene sus propios códigos; no hay modelos, consejos ni ejemplos a seguir. Como esa una relación de a dos, y cada uno es un mundo, esos mundos vienen a entrelazarse y a combinarse, difícil a veces y otras no tanto. En ocasiones, cada uno está en etapas importantes de la vida, y en conjunto se viene a crecer y a aprender; en otras, son efecto de malas decisiones producidas por la soledad o sólo por el hecho de sentirse importante para alguien, con lo cual se llega a relaciones destructivas y angustiantes. También se corre el riesgo de llegar al conformismo y pensar que no hay más ni mejor y es preferible quedarse, antes que dejar espacio a que alguna relación mucho mejor pueda experimentarse. En fin, este tema dará para varias reflexiones más, pero lo que sí me permito afirmar que si estás en algo abusivo y lejos del amor, del lado del cual estés, es mejor retirarse, sanar, y prepararte para la llegada del verdadero amor. Si realmente lo deseas, esa persona que te corresponde llegará a ti en las mejores condiciones, sólo para que ambos sean felices y plenos. Confía en que así será, siempre que abras tu corazón al amor verdadero.

“ Cierto que en el mundo de los hombres nada hay necesario, excepto el amor.” Johann Wolfgang Goethe

 

 

Reflexión Semanal #48

Reflexión Semanal #48
@ahamdrkhan69

Humildemente te invito a hacer una gran pausa, o las que sean necesarias, para que vayas a tu interior y te conectes con ese mundo que yace ahí. Un mundo desconocido a veces, pero es TU mundo, único y lleno de misterios y bondades. Que el medio te presione constantemente para ir al exterior, es una realidad; de lo contrario “las cúpulas de poder” no podrían lucrar. Y aquí el desafío personal, puesto que nada ni nadie te puede quitar la libertad y el derecho de ir al encuentro de tu Ser; es un proceso, que tiene tu ritmo y el de nadie más.

A medida que te vayas adentrando en la introspección, con amor, pero sin autoengaño, irás descubriendo y aclarando actitudes, emociones, reacciones adversas, y un sinfín de comportamientos adecuados o inadecuados. Con ello irás tomando mayor conciencia de ti y del por qué te suceden las cosas, entenderás mejor el por qué de una emoción, tomarás mejores decisiones, canalizarás mejor y más equilibradamente tu energía sexual y verás la real importancia que tiene; irás viendo que en tu entorno hay hechos y personas que no te hacen bien, y podrás salir de ahí con serenidad.

Un gran mundo por descubrir, explorar, amar, comprender, y que paso a paso te acercará a un estado de serenidad mayor y a tu propia felicidad. Sólo debes darte el tiempo que te mereces.

Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo.Eckhart Tolle.

Reflexión Semanal #46

Reflexión Semanal 46
@stevebidmead

Los actos de AMOR, aquellos que recuerdas, o debes hacer un esfuerzo para recordar,  están ahí, han sucedido y como han sido de amor sincero, no están en la memoria  de logros o triunfos. Porque no es un logro, no es un esfuerzo, es algo que sabemos que DEBE hacerse, sin esperar nada a cambio, ni agradecimientos, ni adulaciones, sólo se hacen desde el interior, es un llamado del alma. Es un acto en el cual te entregas sin ego por algún otro, porque tienes la certeza que en tu actuar sólo existe un beneficio ajeno, aunque sea a un costo personal. Es una condición extraordinaria que nos acerca a un estado superior, aunque sólo sea por un momento.

El amante que es capaz de retirarse del camino, en pos de una felicidad  para el ser amado; la madre que entrega su vida y aún más por su hijo(a); el consejo sincero del amigo, que sabe que su decir puede acabar con la amistad; el liberar a otros de tu egoísmo, y hacer ese esfuerzo; el comprender y dar espacio a hechos que te pueden dañar, pero que son en beneficio de un ser querido; el postergarte y dar espacio a otro, antes que tú.

Te invito humildemente a conectarte con esa energía maravillosa, el DAR. Recuerda la fuerza y el regocijo que sentiste cuando realizaste este acto de amor puro, simple, auténtico, generoso. Por qué no llamar a nuestras  vidas esa energía para que se nos permita realizar actos de AMOR , que embellecen todo a nuestro alrededor. Sólo se trata de dejar el espacio para que llegue y disfrutar ese momento de entrega incondicional.

“Antes  que la muerte se lleve lo que se te ha dado, da lo que tienes para dar.Rumi

Reflexión Semanal #45

Reflexión Semanal #45
@ssiadaty

La humildad es una virtud que se va adquiriendo con el tiempo, se trabaja y se va tomando conciencia de su implicancia y benevolencia. Es la ausencia del ego, es generosidad en su grado superior, es luminosa, te conecta con tu intuición  y te abre muchos caminos. No confundir con resignación, puesto que ésta está regida por la razón,  y humildad es corazón puro. Recuerdas cuando has sido humilde, la sensación de paz y felicidad que te invade? Por supuesto, si el amor ha primado en tu acción y tu intención, sólo te has dejado llevar por ese sentimiento con mucho altruismo y con la certeza que estás en lo correcto.

Ahora, la soberbia, lo opuesto, está regida por el ego, la ignorancia y la rabia. Cuántas malas decisiones se toman a partir de estar dominados por ese estado. Y como consecuencia además, sólo se unen hechos negativos una y otra vez, te llenas de angustia y estrés. Cuánta soberbia impera actualmente en la humanidad y mira hacia adónde nos está llevando.

A cada rato estamos enfrentados a tomar cualquiera de los dos caminos; nuestra opción es elegir, si obramos desde el ego y la soberbia, o si respiramos profundo, nos conectamos con nuestro Ser y comenzamos a actuar desde un estado superior y generoso; con esta actitud tendremos un día maravilloso, nos relacionaremos con los demás desde el amor, y haremos nuestro aporte para que vivamos en un mundo mejor.

Si la humildad habita en tu corazón, de seguro las bendiciones llegarán a tu vida, y para quedarse.

 

“-La humildad es el sólido fundamento de todas las virtudes”.-Confucio.

 

Reflexión Semanal #41

Reflexión Semanal #41
bern.danil123

Que las relaciones humanas son complejas, eso es indiscutible. Al relacionarnos con los demás se nos presentan desafíos constantes, ya que debemos mirarnos y evaluarnos en nuestro actuar y sentir. Puede haber un otro que nos haga enojar, emocionar, reflexionar o hacernos sentir bien; lo que no debes hacer es permanecer con alguien a quien no le importes, eso es un desgaste constante y una pérdida de tiempo. Quien no desee lo mejor para ti, está lejos de sentir afecto por tu persona.

Y en  las relaciones de pareja, ahí se complejiza todo. Es un torrente constante de emociones que dan vueltas, incluso muy diversas durante el día. Alegre en la mañana, y a medida que avanza el día, puede declinar en alguna tristeza. Cada relación es diferente y todas son una experiencia que te va preparando para la siguiente. Se hace cada vez más difícil comenzar una relación, sí, por eso es que te apegas a alguna que te aporta poco y te quita mucho; que se piensa  que ahora sí es el amor verdadero que llegó a tu vida, pero algo dentro tuyo sabe que aún no lo es; que te quedas con alguien para no estar solo(a), sí, y ahí te vas deteriorando.

Lo más importante es comprender que cualquier experiencia es un paso más para acercarte a esa persona que será tu complemento; no importa cuánto te demores, porque cuando se encuentren, ambos sentirán en su corazón la paz que indique que todo valió la pena.

“Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta”. Sam Keen

 

Reflexión Semanal #38

Reflexión Semanal #38
@benzena.graphics

Cuando está por finalizar un año, ineludiblemente tendemos a efectuar un balance del año que se va; y por naturaleza, nos enfocamos en los momentos ásperos y duros que nos tocó vivir, olvidándonos que esos momentos nos hicieron crecer, y en la medida que crecemos, mayor serenidad hay en el corazón. La vida es un ciclo en sí misma, y se van viviendo etapas que pueden ser largas e interminables cuando se está pasando por caminos pedregosos; pero todo pasa y nada es para siempre.

Pero no debemos olvidar que también hubo momentos dulces, armoniosos y felices; y esos momentos o etapas debemos agradecer, y sólo agradecer. Recibimos la generosidad del Universo y nos olvidamos que al agradecerle  le decimos que sí nos gustó y que se nos llenó el corazón. Y el primer agradecimiento es el hecho de estar vivos.

Por ello, endulcemos nuestro balance y pongamos en primer lugar las bendiciones que poseemos y que hemos recibido en este año; y que esa luz que emanará con esa conciencia, sea transmitida a todos quienes nos rodean, para que se propague en todos los corazones.

“La felicidad no es algo que ya esté hecho, emana de nuestras propias acciones.” Dalai Lama

Reflexión Semanal #37

Reflexión Semanal #37
@ikisnaka

Una de las manifestaciones más recurrentes del ego es aquella en la cual sólo nos miramos a nosotros mismos; aquella en la cual el otro prácticamente no tiene cabida en nuestra conciencia y en nuestro actuar. Desde allí se alimenta  la mezquindad y el egoísmo, tan presente en nuestro diario vivir; tanto somos víctimas de ello, como también generadores de esas condiciones faltas de luminosidad y amor. Acaso no produce escozor, tristeza y desaliento cuando sentimos que alguien da rienda suelta a su ego, que arrasa con cualquier consideración y respeto por alguna persona u otro ser vivo?

Si a diario revisamos y observamos el comportamiento de nuestro ego, de seguro que podremos frenar un actuar desmedido e inconciente; crearemos un entorno más generoso, pacífico y amoroso; seremos capaces de detectar y alejarnos calmadamente de las luchas de poder que sólo contaminan y llenan de oscuridad el alma. Respira hondo, conecta con tu sabio interior y deja que él te vaya mostrando el camino para lograr una convivencia armoniosa entre tu ego y tú. Verás hermosos resultados y te darás cuenta que eres mejor de lo que pensabas.

Quien desee ser un refugio para sí mismo y para los otros deberá someterse a este sagrado misterio: tomar el lugar de los otros, y ceder a los demás el propio lugar.