Reflexión Semanal #62

reflexion semanal #62
@dhamushmuskaan

En nuestras vidas pasamos por diversas crisis, algo sucede en el exterior que nos hace entrar a una vorágine descendente, sintiendo en ocasiones que caemos en un abismo sin fin. Puede ser producida por un término de una relación, pérdida de un ser querido, desastre económico, siempre es por una “pérdida”. La pareja, dinero, bienes materiales, salud, humanidad, valores.  Pero siempre, siempre, es un tema humano, es en tu interior en donde se produce la crisis, es en ese lugar en el cual se siente, se sufre, se padece.

Las crisis tienen etapas, sólo recuerda y verás. La primera es la paralización,  no entendemos nada de lo que nos está pasando, no sabemos si podremos reaccionar frente a lo que está sucediendo, y lo que sucede nos envuelve y nos arrastra. La segunda, la incertidumbre, no sabemos qué decisiones tomar frente a  lo acontecido, qué camino seguir, comienzan las noches de insomnio y la inquietud mental se vuelve constante, perdimos la calma, nos enojamos y desesperamos. La tercera, el miedo irracional, casi terror, sufrimos miedo a situaciones que creemos nos generan una amenaza y que no son reales; algo de paranoia incluso. Desconfiamos de las personas que nos rodean, desconfiamos de la vida y también sufrimos  “crisis de fe”; nos deprimimos vemos desesperanzados el devenir y todo es negro. No crees que este proceso descrito y ya vivido quizá más de alguna vez, es idéntico a la situación externa del país? Y que tu reacción a ello también es muy similar?  Como es adentro es afuera (Ley de Correspondencia).

Y la última etapa, la más importante, cómo salir de la crisis. A veces algo sucede, incluso puede ser mágico, toma un giro inesperado, y comienza la vorágine ascendente. Otras veces, quizá se debe caer aún más, porque desde el punto más álgido, cuando sentimos que no resistimos más, aparece una fuerza mareadora que nos fortalece y ayuda a resolverlo todo. Pero sí o sí, hay un cambio, nos hemos vuelto hacia el interior, nos hemos mirado y hemos transitado un camino a veces muy largo y duro, pero un camino que nos hace crecer.

“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”. E. Galeano.

Reflexión Semanal #59

Reflexión Semanal #59
@mrsnoorjahanbano

La gran debilidad que poseemos como humanos es la ansiedad. La traemos desde niños y nos acompaña durante nuestra vida, a veces con mayor intensidad, y cuando ya estamos algo cansados de esa patología, buscamos formas de reducirla; ya sea con terapias, fármacos o métodos evasivos.

Primero observemos en nuestro interior de qué se trata. Una forma de controlar todo, queremos las cosas ahora, y de la forma que queremos; no aceptar que las cosas son de otra forma, que la realidad es diferente a lo que imaginamos; nos volvemos infantiles y hacemos pataleta. Ego?, claro que sí, falta de confianza y humildad. La ansiedad se refleja en todas las áreas de la vida, en las empresas, en las parejas, en lo cotidiano, en el sistema consumista, etc..

El negocio que no se llevó a cabo, que no resultó, cuánta ansiedad le sumaste; la pareja que pensabas que “ahora sí que es la correcta”, cuánto te la jugaste, cuánta angustia añadida en la conquista, para que finalmente aceptaras que no era. El proyecto que pensabas que era tu proyecto de vida, cuánto insomnio y desvelo, para que finalmente vieras que se desplomó cual castillo de naipes.

Muchos ejemplos, pero lo que debemos tener claro es que la ansiedad sólo te lleva a tu propia debilidad; te enfermas, tomas decisiones equivocadas, cometes errores, te quedas en la incertidumbre, vas cayendo en una espiral descendente; sólo te quita la fuerza para que la negatividad se alimente.

No seamos como niños antes del cumpleaños o de la Navidad; ante esa ansiedad, mejor es tomar distancia, respirar profundo, alejarse y por qué no, buscar consejo y aceptar que las cosas son como deben ser, y así es perfecto. Haz tu esfuerzo, claro que sí, y  cuando está orientado hacia lo correcto, la ansiedad no tiene cabida y tu corazón está en paz.

“La preocupación no elimina el dolor del mañana, sino que elimina la fuerza del hoy.”Corrie ten Boom

 

Reflexión Semanal #54

Reflexión Semanal #54
@anna.56068

Los cambios en la vida son etapas inevitables, desconocidas a veces,  y por lo tanto producen temor. Otras veces son procesos cuya gestación vamos sintiendo e intuyendo; algo en nuestro Ser nos impulsa a tomar ciertas decisiones, a seguir un llamado interno que constituye una serie de eventos relacionados, y que nos llevan finalmente a un cambio en la vida.

Pero todo cambio es de adentro hacia afuera; si crees que el exterior se te mueve cual terremoto, es porque seguramente no escuchaste los susurros previos para ir encausando tu vida hacia otro lugar. A veces es necesario, debido a nuestra naturaleza, que la vida se manifieste en forma violenta para que tomemos conciencia que algo no está bien y que debemos encaminarnos en otra dirección; que debemos cambiar algunos hábitos; que debemos ocuparnos más de nosotros mismos y por qué no de los demás.

Si deseas REALMENTE un cambio en tu vida, descansa, piensa y escucha tu llamado interno. Qué es lo que verdaderamente deseas que cambie,  y qué tan dispuesto estás para hacer lo que sea necesario para que ello se concrete. Lo tienes claro? Entonces manos a la obra, aplica voluntad y certeza, que el lugar y las circunstancias que llegarán, será lo adecuado para ti. Abraza el cambio, sonríe y entrégate a ese fluido maravilloso que te llevará a una bella nueva experiencia, y tu corazón se sentirá lleno.

“Las emociones negativas como la soledad, envidia y culpa juegan un importante papel en una vida feliz; son grandes señales de que hace falta cambiar algo.” Gretchen Rubin.

 

 

Reflexión Semanal #53

Reflexión Semanal #53
@bilansergey2

La ACTITUD, es un gran medio que poseemos para nuestra “autosanación”. De ella depende cómo nos enfrentamos al diario vivir, y a los desafíos que nos presenta la vida. Si tu actitud es de enfermedad, claramente que te vas a enfermar; si te sientes derrotado y abatido, verás la vida como un gran esfuerzo difícil de sobrellevar; si la soberbia se ha apoderado de ti en todos tus actos y pensamientos, entonces la vida te pondrá uno y otro obstáculo para hacer el cambio.

Cuál es la actitud que estás llevando contigo desde hace un tiempo, que se está haciendo una constante, y ni siquiera te has dado cuenta? Obsérvate y trata de descubrir cuál es. Vas encaminado hacia la actitud de la felicidad, o vas en el camino de lo gris, cayendo en una espiral descendente?

Si deseas un cambio, el primer paso es cambiar la actitud. Si esa es tu opción, aplicas la voluntad, estado superior del alma, y las respuestas y mensajes comenzarán a llegar solos. Te llegará la ayuda que necesitas y verás cómo tu vida empieza a tornarse más luminosa, alegre y las bondades se presentarán más a menudo.

De ti depende si deseas hacer el cambio, o no. Atrévete.

“Una persona feliz no tiene un determinado conjunto de circunstancias, sino un conjunto de actitudes.” Hugh Downs.

Reflexión Semanal # 52

Reflexión Semanal #52
@aram199523

Si crees en el valor de la plegaria y la fuerza que ésta tiene, te daré algunos conceptos claves que provienen de sabidurías ancestrales, y que deben ponerse en práctica si deseas comenzar con las peticiones. Puedes pedir a quien o a qué quieras, eso es personal; es espiritual, no religioso.

Paulina pidió al Universo que le diera un compañero, cariñoso, fiel y de buen carácter. El Universo le envió un perro. Lo primero es ser muy específico en las peticiones; si deseas dinero, debes decir cuánto; si deseas un trabajo, debes describir con exactitud qué trabajo deseas; si es una pareja, obviamente pedir hombre o mujer, y con las características que sean básicas para ti. No te vaya a suceder como a Paulina.

Busca un sitio tranquilo que te acomode, en solitario y regálate el tiempo para comenzar tu proceso. Comienza por agradecer, con detalles, y en voz alta; ese ejercicio permite que tu mente se enfoque mejor y a medida que vas agradeciendo, la humildad se apodera de ti. Con ego no se puede pedir, sólo desde el corazón. Después, detalla tus peticiones y en la forma precisa, en voz alta, porque así le estás dando doble fuerza a tus plegarias. Tómate tu tiempo. Haz de esto un trabajo espiritual, ya que debes ser perseverante, porque si no ves resultados, es muy probable que tus plegarias no han sido suficientes.

Y muy importante, si no estás convencido que tus peticiones serán escuchadas y se concretarán, el esfuerzo ha sido en vano y los milagros pasarán de largo.

“Muchas veces las cosas no se le dan al que las merece más, sino al que sabe pedirlas con insistencia.” Arthur Schopenhauer

Brújula Astral 6.6

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

“Cambios” esa es la palabra que define el momento actual. Estos cambios pueden presentarse en cualquier área de tu vida, incluso en más de una, pero lo que sí es cierto es que serán definitivos. Astrológicamente estamos en una etapa de romper añejas estructuras mentales, que alguna vez sirvieron, sí, pero ya es hora de soltar y dejar atrás patrones que sólo nos estancan y no nos permiten avanzar. Ahora es bueno dedicarse a pensar y analizar cuáles son, y dejarnos llevar al ritmo personal, a un lugar de desprendimiento, comprensión y aceptación, para así sentirnos livianos y aliviados. Confía en tu Ser, él te guiará amorosamente; entrégate a las fuerzas positivas del Cosmos y libérate; observa cómo se van desarrollando los hechos, uno tras otro, que te llevan al lugar en el cual debes estar ahora. Sonríe, sé feliz,  y alégrate, ya que eres capaz de conectar con conciencia a un estado mejor y más libre.

Todo este proceso indudablemente traerá consigo cambios externos también, si es que ya no los hay, cambios que están sucediendo en el momento exacto y que son el resultado de algún trabajo interno exitoso, y acorde con el tiempo. Nada sucede al azar, todo está entrelazado y si sientes que estás a la deriva, no temas, siempre habrá alguien o algo que te cobije, y que te ayudará a dar el paso. Suelta, que algo mucho mejor está por venir.

 

Reflexión Semanal 44

Reflexión Semanal 44
@mohammadaminkhan786

Se está publicando en diferentes medios las estadísticas y cifras de la precariedad de la salud mental  y opiniones al respecto, con todo lo que eso conlleva. Si crees que perteneces a este grupo o has pertenecido alguna vez, más allá de la ingesta de medicamentos diversos y dañinos, la invitación es ir un poco más allá. A ese lugar que habita dentro de nosotros, que es parte importante  y que jamás nos dejará; ese lugar en el cual habitan las emociones, se mezclan con el ego, con los sueños, los placeres, los estados de ánimo pasajeros y lo vital, nuestro Ser, lo que somos y en lo cual nos convertiremos.

En la vida todos pasamos por ciclos, astrológicamente se puede demostrar, y esos ciclos pueden sentirse muy duros y difíciles, con sufrimiento y complicados de entender y de sobrellevar; pero son eso, ciclos que tienen un comienzo y un final y además un tremendo objetivo: crecer. Pero nadie vive lo que no está de acuerdo al plan de su alma, así es que si sientes que no eres capaz, que ya no resistes, que la tristeza te invade, que tu vida es gris, piensa primero que todo pasa y que el comienzo de la comprensión y el alivio parte por hacer una gran pausa, reposar y conectar con tu interior,y cuando te dedicas,  mágicamente aparecen alternativas de salida. Esa palabra precisa, ese impulso que te lleva a tomar la decisión que se ha ido postergando, la mano amiga y sincera, como si todo el Universo estaba esperando ese momento en el cual te conectaste y decidiste ocuparte de ti.

Los caminos que te llevan a una mejor calidad de vida comienzan en ti mismo, independiente que el exterior lo sientas hostil y duro; quizá esa hostilidad y dureza moran en tu interior y el externo sólo es un reflejo de ello.  Al  hacer un cambio real y conciente de actitud y disposición, claro que se abren caminos y se disipa la niebla en la cual puedes estar envuelto; la luz siempre está disponible para quien desee verla y tu felicidad está a la vuelta de la esquina, sólo entrégate con confianza a tus capacidades infinitas de creación y disfruta el proceso.

“He aprendido que no importa lo que pase, o lo malo que parece hoy, la vida sigue adelante, y será mejor mañana.”