Brújula Astral 6.6

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

“Cambios” esa es la palabra que define el momento actual. Estos cambios pueden presentarse en cualquier área de tu vida, incluso en más de una, pero lo que sí es cierto es que serán definitivos. Astrológicamente estamos en una etapa de romper añejas estructuras mentales, que alguna vez sirvieron, sí, pero ya es hora de soltar y dejar atrás patrones que sólo nos estancan y no nos permiten avanzar. Ahora es bueno dedicarse a pensar y analizar cuáles son, y dejarnos llevar al ritmo personal, a un lugar de desprendimiento, comprensión y aceptación, para así sentirnos livianos y aliviados. Confía en tu Ser, él te guiará amorosamente; entrégate a las fuerzas positivas del Cosmos y libérate; observa cómo se van desarrollando los hechos, uno tras otro, que te llevan al lugar en el cual debes estar ahora. Sonríe, sé feliz,  y alégrate, ya que eres capaz de conectar con conciencia a un estado mejor y más libre.

Todo este proceso indudablemente traerá consigo cambios externos también, si es que ya no los hay, cambios que están sucediendo en el momento exacto y que son el resultado de algún trabajo interno exitoso, y acorde con el tiempo. Nada sucede al azar, todo está entrelazado y si sientes que estás a la deriva, no temas, siempre habrá alguien o algo que te cobije, y que te ayudará a dar el paso. Suelta, que algo mucho mejor está por venir.

 

Brújula Astral 6.3

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

Urano, el planeta de los cambios y de los movimientos, ingresa al signo de Tauro; Tauro el signo más enraizado de todos y de acciones lentas. Con esta  combinación se pueden esperar resistencias y también movimientos bruscos e inesperados en nuestras vidas. Esencialmente los nativos de tauro deben acomodarse a esta energía nueva y adaptarse a ella, pues es un agente de cambio esencial. Los otros signos también se verán afectados, pero la mayor influencia se mostrará en el área de la vida (casa astrológica) en la cual tengamos al signo Tauro.

La energía uraniana se ha venido mostrando estos últimos siete años como mucho cambio, a veces la sensación de estar en la cresta de la ola; con poca claridad, como si no entendíamos adónde nos lleva todo lo que nos está sucediendo y qué desea la vida de nosotros; “movidas de piso” que nos han dejado tambaleando, siempre con la sensación de poca claridad e incertidumbre; esfuerzos que se han sentido como en vano, pensando que las cosas iban en una dirección y finalmente tomaban otra. Muchas cosas sucedieron en este ciclo, claro que sí.

Ahora los siete años siguientes, seguirán sucediendo cambios, Urano nunca cesa de movernos e incomodarnos a veces, pero siempre con un afán de libertad, de romper ataduras y de abrirnos a nuevas posibilidades. Es posible que ya sientas que algunos cambios están tomando forma, están más claros y ves hacia adónde te llevan; hay una sensación de mayor orden y que una cosa viene después de la otra, no todo al mismo tiempo. Se puede decir que de una época de vorágine, ahora estamos pasando a una etapa de movimientos más pausados, ordenados, concretos y asibles.

Si Tauro se encuentra en tu casa de lo material, de seguro que ordenarás tus finanzas y querrás dejar de estar endeudado. Si se encuentra en tu casa de la salud por ejemplo, sentirás que el autocuidado es fundamental, incluyendo cambio de hábitos para estar saludable. Si está en la casa de las formas de vivir la vida, buscarás nuevas maneras de divertirte y de disfrutar, nuevos hobbies y entretención, necesitarás otros complementos a tu diario vivir, menos rutina.

Cualquiera que sea la casa por la cual transite Urano este período, te hará hacer cambios, no te resistas, porque Urano los hará sí o sí por ti, y esos no siempre son bienvenidos, porque son forzados.

El logro de tus nuevos objetivos, es un buen augurio de la combinación Urano-Tauro de este período.