Reflexión Semanal #73

Reflexión Semanal #73
@s1930745

Mantenerse emocionalmente “sano” y estable en tiempos de movimientos, cuestionamientos, vaivenes externos e internos, es algo difícil de lograr. Cuando creemos que hemos asomado a una mayor claridad, algo nos vuelve a poner a prueba, e incluso volver al punto de inicio. Son tiempos de cambio, innegable y astrológicamente anunciado; quizá nunca nos imaginamos un movimiento de esta envergadura y de esta forma, pero aquí estamos, surfeando las olas y tratando de sobrellevar nuestros estados de ánimo de la mejor forma, y la que produzca menor daño.

Cabe recordar que como habitantes de este país, este proceso comenzó en Octubre 2019; demás está analizar algo ya largamente discutido, sólo debemos ser generosos con nosotros mismos y entender que sobrellevar todas las emociones que hemos experimentado, puede llevar a tambalear a cualquiera. Ha sido un largo lapso de tiempo, demasiado quizá para algunos, entonces lo más certero  es ser benevolente y acogedor con nosotros mismos. Actualmente las culpas y los castigos no tienen cabida; las miradas hacia nuestro interior son imprescindibles, pero siempre desde el lugar luminoso del amor y de la compasión (que no es lo mismo que lástima). Tienes todo el derecho de sentirte abatido, triste, ansioso, desconcertado; pero que eso sólo sea una mirada y un entendimiento de tus estados; a partir de allí puede nacer la comprensión y por qué no, la sanación de heridas que estaban guardadas en algún rincón de tu psique.

Desconocemos cuánto más debemos navegar en estas aguas a veces muy turbulentas. Lo importante es tener claro que como todo en la vida, esto pasará; no sabemos ni en qué forma  ni cuándo, pero como especie, también tenemos una gran capacidad de encontrar esa fuerza creadora que yace en nuestro interior, y que nos reflotará, una vez más.

Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él.” Henry Ford.