Reflexión Semanal #46

Reflexión Semanal 46
@stevebidmead

Los actos de AMOR, aquellos que recuerdas, o debes hacer un esfuerzo para recordar,  están ahí, han sucedido y como han sido de amor sincero, no están en la memoria  de logros o triunfos. Porque no es un logro, no es un esfuerzo, es algo que sabemos que DEBE hacerse, sin esperar nada a cambio, ni agradecimientos, ni adulaciones, sólo se hacen desde el interior, es un llamado del alma. Es un acto en el cual te entregas sin ego por algún otro, porque tienes la certeza que en tu actuar sólo existe un beneficio ajeno, aunque sea a un costo personal. Es una condición extraordinaria que nos acerca a un estado superior, aunque sólo sea por un momento.

El amante que es capaz de retirarse del camino, en pos de una felicidad  para el ser amado; la madre que entrega su vida y aún más por su hijo(a); el consejo sincero del amigo, que sabe que su decir puede acabar con la amistad; el liberar a otros de tu egoísmo, y hacer ese esfuerzo; el comprender y dar espacio a hechos que te pueden dañar, pero que son en beneficio de un ser querido; el postergarte y dar espacio a otro, antes que tú.

Te invito humildemente a conectarte con esa energía maravillosa, el DAR. Recuerda la fuerza y el regocijo que sentiste cuando realizaste este acto de amor puro, simple, auténtico, generoso. Por qué no llamar a nuestras  vidas esa energía para que se nos permita realizar actos de AMOR , que embellecen todo a nuestro alrededor. Sólo se trata de dejar el espacio para que llegue y disfrutar ese momento de entrega incondicional.

“Antes  que la muerte se lleve lo que se te ha dado, da lo que tienes para dar.Rumi

Brújula Astral 29.4

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

A partir de hoy y por un período de 4 meses aprox., nos vemos envueltos por una energía que tiene que ver con nuestras responsabilidades y cómo nos desenvolvemos con ellas; cómo resolvemos temas pendientes, que se han repetido más de una vez en nuestra vida, cómo los enfrentamos, si con madurez, o sencillamente nos evadimos y le echamos la culpa al empedrado. Es una época de reflexiones al respecto, pero también de actuar; debemos dejar de lado la negatividad, el egoísmo y los aires de superioridad. Redefinir el concepto del éxito es importante, ya que si pensábamos que éramos exitosos en algún área de la vida, este período nos hace replantearnos  y rodearnos de sencillez, para reconocer el valor del aprendizaje obtenido.

Hay tarea por hacer, y una buena forma es relacionarnos con otros y dejar de lado el aislamiento; el interactuar con otros nos hace vernos y nos da la oportunidad de dar incondicionalmente, y ofrecer apoyo en cualquiera de sus formas al otro. Saturno en retrógrado y en Capricornio, nos da esa oportunidad, salir del encierro y del  Yo, para aportar a los demás y por qué no al entorno en el cual nos desenvolvemos; eso, en forma madura, humilde y consciente, sin esperar retorno alguno.

En la casa astrológica en la cual esté transitando Saturno, potencia el área en la cual debes ocuparte con esta energía y en la cual se te invita a compartir, crecer y desarrollarte; puedes notar que de alguna forma la vida te tiene enfocado en alguna parte con estas características, pues es ahí en donde debe estar este planeta maestro. Puede ser en el aspecto profesional, desafíos y mayor compromiso, por ejemplo. En el área de tu personalidad y de cómo te presentas al mundo, una etapa de serenidad y deseo profundo de hacer cambios para mejorar tu vida. En el área de pareja, una mayor madurez para llevar adelante un compromiso. Y así, muchas variables en juego, pero lo importante es darle serenidad y alegría a tu corazón, y emprender la tarea de involucrarte contigo y los demás, en forma sana y generosa, para así obtener beneficiosos resultados en este período. Sonríe y disfruta el proceso.