Reflexión Semanal #50

Reflexión Semanal #50
@ghost_of_kuji

Eclipse proviene del griego “ékleipsis”, que quiere decir “desaparición” o “abandono”.

Ya que este fenómeno astronómico está por suceder en Chile, si lo trasladamos a la vida, también tenemos eclipses en nuestra existencia, y más frecuentemente que los eclipses solares o lunares. Es posible incluso que en estos momentos estés atravesando por uno, ya sea parcial o total. Esas situaciones en donde sentimos que todo oscurece, que la sensación de soledad nos invade y que no nos suelta. Eso de sentirse a la deriva, sin rumbo o muy perdidos; y además, nada resulta, todo va en contra, y nos dejamos llevar por una corriente negativa. Pareciera que el sol nunca más volverá a salir.

Pero observa el fenómeno astronómico, es un proceso, llega a su punto máximo de oscuridad, y posteriormente comienza el retroceso, hasta que finalmente todo vuelve a ser como antes, luminoso y claro; lo vimos, nos maravillamos, sentimos, y la vida continúa. Nuestros eclipses personales son el proceso idéntico.

Cuando te sientas “eclipsado”, recuerda cómo funciona en el universo y llévalo a tus emociones. Recuerda que las horas antes del amanecer son las más oscuras, que todo pasa. Y si tienes  un eclipse total, que  dure los dos minutos que durará éste.

“Nada en la vida debe ser temido, solo debe ser entendido. Ahora es el momento de entender más, para que podamos temer menos.” Marie Curie