Reflexión Semanal #9

Reflexión Semanal 9
@rasim4mmmm

Las emociones, uff qué difícil se hace a veces convivir con ellas; así como perturban, también permiten ESTAR.  Llámese dolor, alegría, incertidumbre o certeza, todo esto es parte del diario vivir. No se trata de controlarlas ni evadirlas, sólo se deben hacer parte de uno mismo, navegar en sus aguas sin sucumbir, es lo que nos hace estar vivos. Observarlas, sentirlas y comprender que cada persona tiene en su mundo interior un sinfín de emociones que la embargan durante su existencia, en cada momento incluso durante el sueño; eso ayuda al autoconocimiento, crecimiento  y también ,  con conciencia, respetar al otro, aunque no se esté de acuerdo con  sus reacciones. Así como a veces  desconoce uno mismo  qué tormento lo está invadiendo , es de suponer que a otros les sucede lo mismo.

Pero las emociones no son negativas por sí mismas, esa connotación se les va dando de acuerdo a la capacidad y forma de reaccionar frente a ellas. La ira por ejemplo, hace cometer hasta crímenes, pero también ayuda a tomar conciencia de la reactividad y hasta qué punto se es capaz de llegar, cegado por la emoción. Así como algunos lloran desenfrenadamente de alegría, hay otros que permanecen más indiferentes. Y así, se pueden enumerar infinitas formas, lo que no se debe olvidar es que están ahí, no se pueden borrar u olvidar.

“Cuando uno tiene la sensación de disgusto por el mal, cuando uno se siente tranquilo, encuentra el placer de escuchar buenas enseñanzas, cuando uno tiene esos sentimientos y los aprecia, uno es libre de temor.” Buda