Reflexión Semanal #67

Reflexión Semanal #67
@sorabsohrevardi

El sentirse solo, la soledad, es una de las emociones más duras y angustiosas que experimentamos.  Ya al nacer, se asoma ese desarraigo, el cual nos comienza a acompañar en innumerables momentos, edad y situaciones. Es inherente a la especie humana, y en su lado negativo esencial, nos lleva a tomar malas decisiones,  e involucrarnos en situaciones muy amargas y desafortunadas. Podemos caer en un ensimismamiento, que nos puede conducir a ser personas pedantes, hurañas y negativas. Cómo no, si no tenemos interacción con los demás que nos aporten otros puntos de vista, y nos hagan notar que podemos estar equivocados.

Ahora desde el lado positivo de la soledad, son momentos muy necesarios; nos lleva a la introspección, a una conexión con nuestro Ser, a conocernos mejor, paz interior y por qué no, salud mental. Porque si tus estados de soledad son un llamado interno, y no una emoción perturbadora, mucho provecho podrás sacar de ahí. Aparecen buenas respuestas, caminos a seguir y un reencuentro con tu alma que te dará un sentido de unidad, alejando cada vez más esa sensación triste de “sentirse solo”. Una vida interior activa, puede ser una gran compañera de vida, puesto que eres tú mismo en amplia conexión con lo que eres realmente; eso te da paz y comprensión, te libera de mochilas, y te permite un transitar apacible y armónico, en solitario quizá, pero jamás con esa soledad desgarradora.

“En el núcleo más recóndito de toda soledad hay un profundo y poderoso anhelo de unión con el yo perdido”. Brendan Behan

 

Reflexión Semanal #66

Reflexión Semanal #66
@ma398690

Qué hacer y cómo enfrentar tanto estímulo negativo que permanece en el ambiente. Cómo permanecer sano y con paz de alma  frente a lo que sucede en el mundo actualmente, y que la sombra se encarga de mostrarnos una y otra vez, desde cualquier medio.

No existen recetas, pero algunos paliativos podemos usar para que no se nos endurezca el corazón y nos volvamos grisesamargos, y se nos olvide sonreir. Primero, debemos mirar nuestro interior y reconocer qué emociones están dominando nuestro sentir y nuestro actuar. Por ejemplo, rabia, odio, tristeza, pesimismo, miedo; de seguro que ninguna emoción luminosa, recuerda que la oscuridad se alimenta de sí misma, y tu reacción emocional y además física frente a la actualidad, es desde la sombra. Ahora, crees que es sano para ti y tu alrededor permanecer con esa mente negativa?, porque lo que piensas es lo que estás creando para ti y tu entorno.

Para hacer frente a la oscuridad y comenzar a ser proactivo y no reactivo, se requiere de un esfuerzo interno; también es bueno retirarse un rato de las redes sociales contaminadas, medios de comunicación, o de todo aquello que estimule negatividad en tu interior; hay tanto odio y resentimiento en el aire, tanto desamor, que a ningún lugar conduce; debes ver si deseas alimentar todo aquello, a costa de tu tranquilidad y salud mental y física. Recuerda que la oscuridad sólo desea que seas infeliz.

Ahora son épocas en las cuales debemos decidir qué deseamos transformar en nuestro interior, para caminar más liviano y ligero, y en paz; no olvides a lo que viniste. Namasté.

No cedas al fatalismo. Te inducirá a la inercia y a la pereza. Reconoce los grandes poderes del pensamiento. Esfuérzate. Procúrate un destino grandioso por medio del pensamiento recto.” Sivananda