Reflexión Semanal #21

Reflexión Semanal 21
E Xchico

Estás con esa sensación de molestia con tu vida? Si estás en esa condición, tienes algunas opciones para salir de ahí y caminar más liviano. Esencialmente tomar conciencia que estás vivo, de lo contrario no estarías sintiendo y tampoco te cuestionarías. Ahora que ya sabes que respiras y que existes, es cuando debes mirar hacia el interior y buscar el origen de esa intranquilidad. A partir de ese descubrimiento ya puedes ir limpiando el camino y buscar soluciones.

Primero que nada está tu autovaloración. Dándote el valor que tienes, sin ego, ahí comienza el camino a una satisfacción. Probablemente  tu entorno no cambiará, de alguna forma el Universo y/o tu alma te llevaron  hacia  donde estás, y seguro estás en el lugar correcto, con esa aceptación; recuerda que en todo hay un aprendizaje. Entonces ahora, con amor hacia ti mismo y con la certeza que todo está como debe ser, aún cuando deba cambiar, obsérvate y mira a tu alrededor. Lo que se hizo se hizo, y lo que no, ya no fue. Profundiza, conéctate contigo y haz el cambio; pero el cambio comienza por el prisma con el cual estás viendo las situaciones. Cambiar la actitud, los pensamientos de oscuros a luminosos, de la soberbia a la humildad, de la rabia a la alegría, sin dramatizar, y ríe, ríe mucho que con eso se aleja la oscuridad  y se ve todo menos grave.

“Recuerda que la felicidad no depende en quién eres o qué tienes; depende únicamente en lo que piensas.” Dale Carnegie

 

Reflexión Semanal #19

Reflexión Semanal #19
lydiaki galatsi

El autoconocimiento es fundamental para lograr tu paz. Cuando el espíritu realiza ese llamado y tu interior se inquieta, es el momento de sumergirte en tí mismo y comenzar a explorarte. Sin temor, con valentía y sinceridad, nada de lo que encuentres será desconocido para tí, somos lo que somos, tu esencia reclama su tiempo. Mírate, eres un ser excepcional y único, con riqueza interior y asperezas internas que limar y asumir. Comparte generosa y humildemente con los demás tus virtudes, exteriorízalas ya que todo se devuelve y no sabes quién recibirá tu regalo.

Tus defectos, a esos debes prestarle más atención y con sinceridad y sin miedo pulirlos y suavizarlos, siempre estarán ahí, pero de tí depende si te dominan el alma, o sencillamente son las pruebas que tienes para irte superando.

Al final del día, lo que seguro encontrarás es esa paz de alma y la satisfacción de la tarea cumplida. Has avanzado un paso más hacia tu mejor vida y a un entorno más armónico, feliz.

“Tu mirada se aclarará sólo cuando puedas ver dentro de tu corazón. Aquel que mira hacia afuera, sueña; aquel que mira hacia adentro, despierta”.Carl Jung

Reflexión Semanal #13

Reflexion Semanal 13
Hasan

Si te sientes abrumado(a), es muy probable que sea el ego que te atrapó y estás perdiendo la perspectiva. Estás viendo las situaciones bajo el prisma de lo irreal, con un discurso mental repetitivo, controlador y además negativo. Deja ir, que  las situaciones y las personas no son  controlables ni son de tu posesión; suelta, no trates de conservar ni atrapar lo que claramente no es para tí; libera tus apegos emocionales y físicos.  No permitas que tu mente supere a tu alma, ya que ésta es inalterable, y tus pensamientos son volálites y difusos. Vuélcate a lo importante que eres tú mismo y tu equilibrio, en ese lugar acogedor también están las respuestas.

Ahí encuentras el mejor  refugio y es como regresar  a casa.

Al fin y al cabo , lo que debe suceder y lo que no, acontecerá igual.

“Debemos ir más allá del constante clamor del ego, más allá de las herramientas lógicas de la razón, al lugar tranquilo dentro de nosotros; al reino del alma” .Deepak Chopra. 

 

Reflexión Semanal #12

Reflexion Semanal 12
Roberto Cabrini

Quítate la mochila y comienza a ver y sacar  la cantidad de cosas inútiles que llevas. Saca las preocupaciones, no te conducen a ninguna parte y de seguro que son de cosas que aún no han sucedido o de situaciones que no puedes controlar; saca las emociones negativas, ésas se pueden sentir, pero no deben llevarse como carga; saca la angustia, esa que te agobia, te enferma y no te deja ver la realidad; saca los miedos, los que te limitan y que te hacen ser una persona sin certezas ni confianza.

Ahora, libre de carga, deja la mochila vacía en alguna parte en donde no la puedas encontrar nuevamente y sólo ocúpate de tí, fluye; eres lo más importante, tu calma, tu bienestar y desarrollo como persona. Tú eres lo real, lo demás es efímero, incluso ilusorio  y carece de sustancia.

“La realidad exterior, las personas y las cosas, tienen sentido sólo en la medida en que satisfacen o frustran el estado interno del cuerpo. Sólo es real lo que está adentro: lo exterior sólo es real en función de mis necesidades (nunca en función de sus propias cualidades o necesidades).” El arte de amar” (1956), Erich Fromm

Reflexión Semanal #9

Reflexión Semanal 9
@rasim4mmmm

Las emociones, uff qué difícil se hace a veces convivir con ellas; así como perturban, también permiten ESTAR.  Llámese dolor, alegría, incertidumbre o certeza, todo esto es parte del diario vivir. No se trata de controlarlas ni evadirlas, sólo se deben hacer parte de uno mismo, navegar en sus aguas sin sucumbir, es lo que nos hace estar vivos. Observarlas, sentirlas y comprender que cada persona tiene en su mundo interior un sinfín de emociones que la embargan durante su existencia, en cada momento incluso durante el sueño; eso ayuda al autoconocimiento, crecimiento  y también ,  con conciencia, respetar al otro, aunque no se esté de acuerdo con  sus reacciones. Así como a veces  desconoce uno mismo  qué tormento lo está invadiendo , es de suponer que a otros les sucede lo mismo.

Pero las emociones no son negativas por sí mismas, esa connotación se les va dando de acuerdo a la capacidad y forma de reaccionar frente a ellas. La ira por ejemplo, hace cometer hasta crímenes, pero también ayuda a tomar conciencia de la reactividad y hasta qué punto se es capaz de llegar, cegado por la emoción. Así como algunos lloran desenfrenadamente de alegría, hay otros que permanecen más indiferentes. Y así, se pueden enumerar infinitas formas, lo que no se debe olvidar es que están ahí, no se pueden borrar u olvidar.

“Cuando uno tiene la sensación de disgusto por el mal, cuando uno se siente tranquilo, encuentra el placer de escuchar buenas enseñanzas, cuando uno tiene esos sentimientos y los aprecia, uno es libre de temor.” Buda

 

Reflexión Semanal #7

Reflexión Semanal 7
Yana Bezginova

Si es difícil levantarse o moverse, puede deberse a cansancio, desgano o simplemente un deseo de postergar unos minutos.

Sin embargo, la pereza se trata de no hacer, de mantenerse en la zona de confort y de no realizar ese esfuerzo interno adicional que se requiere para actuar y cambiar ese “no más de lo mismo”, aún a sabiendas que debe hacerse. De seguro cambiar esa actitud trae recompensas, no inmediatas ni visibles seguramente, pero con perseverancia y voluntad se logran metas  como es “cruzar la Gran Agua” (I Ching)

“La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.” Lucio Anneo Seneca

 

Reflexión Semanal #6

Reflexión Semanal 6
Owais karnii

Una sensación de esfuerzo sin logros visibles? Puede llamarse desencanto, un estado transitorio que apunta a la inmediatez de los resultados, pero pasos necesarios para fines superiores que se van construyendo con perseverancia y a veces sin siquiera notarlo.

“Se dice, con cierto pesar, que entre nuestros sueños y la realidad hay una distancia, a veces, infranqueable. Es inevitable sentir que la realidad es diferente de lo que queríamos, a lo que esperábamos, y a menudo podemos sentirnos apesadumbrados por esto. Sin embargo, para la filosofía budista, esta experiencia de desencanto con la vida cumple un rol muy importante en nuestro desarrollo espiritual: nos libera de aquello que no nos trae felicidad verdadera, duradera.

El desencanto es producido por el apego. Creemos que tener la casa, el trabajo y la familia que siempre hemos soñado nos va a dar la felicidad que buscamos (recordemos que para los budistas es la felicidad lo que todo ser humano busca). Pero cuando lo logramos, nos damos cuenta que la satisfacción que esperábamos sentir no es tal, que nuestro sueño y la realidad difieren. Esta experiencia es fundamental para liberarnos, para finalmente dejar de esperar de los logros del mundo material una felicidad que no nos puede proveer, para dejar de depositar nuestra felicidad en los lugares equivocados, y tenemos la posibilidad de volver a nosotros mismos, a nuestro centro, y resignificar aquello que para nosotros es importante. El volver a uno mismo después de que el mundo “nos decepciona” es el principio de la liberación, del conocimiento de sí, de la felicidad (la felicidad está en nuestro interior, enseñan los monjes), y de la sabiduría suprema, la iluminación.”

Bárbara CP – Filósofa

Como todos los soñadores, confundí  el desencanto con la verdadJean-Paul Sartre