Reflexión Semanal #9

Reflexión Semanal 9
@rasim4mmmm

Las emociones, uff qué difícil se hace a veces convivir con ellas; así como perturban, también permiten ESTAR.  Llámese dolor, alegría, incertidumbre o certeza, todo esto es parte del diario vivir. No se trata de controlarlas ni evadirlas, sólo se deben hacer parte de uno mismo, navegar en sus aguas sin sucumbir, es lo que nos hace estar vivos. Observarlas, sentirlas y comprender que cada persona tiene en su mundo interior un sinfín de emociones que la embargan durante su existencia, en cada momento incluso durante el sueño; eso ayuda al autoconocimiento, crecimiento  y también ,  con conciencia, respetar al otro, aunque no se esté de acuerdo con  sus reacciones. Así como a veces  desconoce uno mismo  qué tormento lo está invadiendo , es de suponer que a otros les sucede lo mismo.

Pero las emociones no son negativas por sí mismas, esa connotación se les va dando de acuerdo a la capacidad y forma de reaccionar frente a ellas. La ira por ejemplo, hace cometer hasta crímenes, pero también ayuda a tomar conciencia de la reactividad y hasta qué punto se es capaz de llegar, cegado por la emoción. Así como algunos lloran desenfrenadamente de alegría, hay otros que permanecen más indiferentes. Y así, se pueden enumerar infinitas formas, lo que no se debe olvidar es que están ahí, no se pueden borrar u olvidar.

“Cuando uno tiene la sensación de disgusto por el mal, cuando uno se siente tranquilo, encuentra el placer de escuchar buenas enseñanzas, cuando uno tiene esos sentimientos y los aprecia, uno es libre de temor.” Buda

 

Reflexión Semanal #7

Reflexión Semanal 7
Yana Bezginova

Si es difícil levantarse o moverse, puede deberse a cansancio, desgano o simplemente un deseo de postergar unos minutos.

Sin embargo, la pereza se trata de no hacer, de mantenerse en la zona de confort y de no realizar ese esfuerzo interno adicional que se requiere para actuar y cambiar ese “no más de lo mismo”, aún a sabiendas que debe hacerse. De seguro cambiar esa actitud trae recompensas, no inmediatas ni visibles seguramente, pero con perseverancia y voluntad se logran metas  como es “cruzar la Gran Agua” (I Ching)

“La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste.” Lucio Anneo Seneca

 

Reflexión Semanal #6

Reflexión Semanal 6
Owais karnii

Una sensación de esfuerzo sin logros visibles? Puede llamarse desencanto, un estado transitorio que apunta a la inmediatez de los resultados, pero pasos necesarios para fines superiores que se van construyendo con perseverancia y a veces sin siquiera notarlo.

“Se dice, con cierto pesar, que entre nuestros sueños y la realidad hay una distancia, a veces, infranqueable. Es inevitable sentir que la realidad es diferente de lo que queríamos, a lo que esperábamos, y a menudo podemos sentirnos apesadumbrados por esto. Sin embargo, para la filosofía budista, esta experiencia de desencanto con la vida cumple un rol muy importante en nuestro desarrollo espiritual: nos libera de aquello que no nos trae felicidad verdadera, duradera.

El desencanto es producido por el apego. Creemos que tener la casa, el trabajo y la familia que siempre hemos soñado nos va a dar la felicidad que buscamos (recordemos que para los budistas es la felicidad lo que todo ser humano busca). Pero cuando lo logramos, nos damos cuenta que la satisfacción que esperábamos sentir no es tal, que nuestro sueño y la realidad difieren. Esta experiencia es fundamental para liberarnos, para finalmente dejar de esperar de los logros del mundo material una felicidad que no nos puede proveer, para dejar de depositar nuestra felicidad en los lugares equivocados, y tenemos la posibilidad de volver a nosotros mismos, a nuestro centro, y resignificar aquello que para nosotros es importante. El volver a uno mismo después de que el mundo “nos decepciona” es el principio de la liberación, del conocimiento de sí, de la felicidad (la felicidad está en nuestro interior, enseñan los monjes), y de la sabiduría suprema, la iluminación.”

Bárbara CP – Filósofa

Como todos los soñadores, confundí  el desencanto con la verdadJean-Paul Sartre

Reflexión semanal #5

Reflexion Semanal 5
gunjan agrawal

La soberbia es contraria a la humildad; la soberbia es un defecto, la humildad una virtud; la soberbia enceguece, la humildad enaltece; la soberbia es dominada por el ego, por el orgullo, el miedo y cierra caminos; la humildad es luminosa, suave y abre oportunidades. La soberbia grita, es sorda y ciega; la humildad en cambio, es silenciosa y sólo observa. La  soberbia te hace zancadillas y la humildad te coloca puentes.

En cada momento del día está el elegir cuál camino tomar.

El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad.” Ernest Hemingway

 

Reflexión Semanal #4

Reflexión Semanal 4
@dianaivanila

Validarse con lo externo y lo superficial…?  El gran valor está en el interior, ahí se encuentra el significado de uno mismo, el gran soporte que sostiene sin condiciones, con humildad y sencillez, sin ego.

Al desechar lo irreal y sin importancia, se atraen cosas s a la vida, no hay más búsqueda, ya que lo que vibra al tono, suena al unísono.

Toda persona que finalmente descubre su valor, ha recogido sus maletas del orgullo y se ha subido a un vuelo hacia la libertad, que ha aterrizado en el valle del cambio.” Shannon L. Alder