Brújula Astral 28.2

Brújula Astral
Gajendra Rawat king

El tan “temible” mes de Marzo, astrológicamente no es de temer, sólo son energías de cambio que están en constante movimiento, y esto ya viene desde hace un tiempo. El miedo, incluso pánico que algunos desean infundir es sólo, una vez más, una forma de ejercer el control; cuántos están lucrando y aprovechándose de esa circunstancia. Por ello es muy importante observar de qué forma reaccionamos individualmente frente a los estímulos, porque eso se traduce en la reacción colectiva.

Ahora vamos a la astrología individual y las energías que se aproximan, para así poder entender mejor la reacción colectiva de la cual formamos parte. El mes parte con una redefinición de los valores y la autoestima, incluso todas las relaciones cercanas; nos estamos mirando en cuanto a cómo quiero que me quieran, y cómo voy a querer yo; qué es lo que ya no deseo en mi vida porque emocionalmente me hace daño. Puede ser un trabajo, un lugar físico, una amistad, una pareja e incluso algún objeto que estamos encontrando feo y que debemos deshacernos de él.

Es una energía quizá leve de corto plazo, pero sólo la preparación  de un período más largo y notorio que ya comienza a gestarse. A partir de lo anterior, entenderemos que debemos desechar algunas situaciones que ya no van, que debemos hacer cambios, que estamos vislumbrando nuestra vida desde un punto de vista más amplio, no sólo como un ente que funciona y respira, sino como un ser integral con deseos y proyectos. Eso implica liberar ideas y conceptos de lo que pensábamos que era, y que quizá ya no será; que hay algo más preparado para nuestra vida, y que ese algo puede ser fascinante y hermoso. Por qué no, más autovaloración y deseos de libertad. Que aquello causa incertidumbre, por supuesto que sí. Calma, todo llegará a su tiempo.

Como siempre menciono, déjate llevar, mira a tu interior y escucha a tu alma; desde allí salen las mejores respuestas para tomar las mejores decisiones, las que van de acuerdo a los tiempos y lejos de la ansiedad. Y con esa hermosa conexión, podrás ser un gran aporte a los tiempos actuales; un ser de Luz, en paz, y que desde la energía colectiva del amor, puede apaciguar la oscuridad reinante. Namasté.