Reflexión Semanal #64

reflexión Semanal #64
@user.8fb39

En nuestras vidas transitamos entre cúspides y planicies; épocas para reír, y épocas para llorar; ambos estados son pasajeros y traen enseñanzas consigo. Cuando estamos en la planicie, pensamos que nos está sucediendo lo más terrible, que no puede haber nada peor incluso, dejamos que nuestro Yo se apodere de nosotros, y nos volvemos egoístas. Hay sufrimiento, claro que sí, pero también perdemos la perspectiva. Sólo miramos desde un ángulo estrecho y cerrado, como si no existiera salida ni refugio. Lo interesante es que si miramos desde otro lugar, o nos salimos y miramos desde arriba, o sencillamente no miramos nada, y dejamos que el tiempo y la vida nos muestren las vías, repentinamente se van disolviendo los nudos; comienzan a aparecer soluciones y la energía se libera, transitamos por caminos nuevos y livianos. Podemos mirar hacia atrás y vemos cómo nos ahogamos en un vaso de agua, y cómo desmedidamente nos atormentamos por algo que no valió la pena; que perdimos de vista lo simple y pensamos que sólo nuestro pesar era importante, dejamos de ver que cada persona tiene sus dolores y sus batallas, y que también son su historia.

Si sientes que estás transitando por una planicie, recuerda que es pasajera, que trae una enseñanza y un crecimiento importante para ti; escucha tu alma, ahí encontrarás respuestas; conecta con tu Ser, es el mejor guía; pide ayuda, el Universo generoso siempre te tenderá la mano de alguna forma mágica.

Y si estás en la cúspide, disfruta, comparte, ríe y agradece; también es pasajero, y también es una enseñanza y un crecimiento, y lo más importante, que debe ser con humildad.

“Parece como si tuviera necesidad de perspectivas lejanas para pensar bien las cosas.” F. Nietzsche