Reflexión Semanal #32

Reflexion Semanal #32
@sadmehragile

Rondan en tu mente pensamientos negativos, oscuros, deprimentes, repetitivos e incluso obsesivos; no te alarmes, la mente tiene su comportamiento y el ego se encarga de mantenerte en estados no reales e infelices. Si sientes que esto te hace sentido, haz una pausa y observa, como si miraras a través de una ventana dentro de ti mismo. Sin involucrarte, sólo mira y no hagas juicio, con amor.

Ahora bien, deja de lado los miedos y comienza a desmenuzar lo que encuentras en tus pensamientos. Conéctate con tu interior luminoso y sabio, y verás que lo que encuentras está lejos de tu realidad, son creaciones mentales que quizá mucho tiempo te han envuelto y atrapado; te han llevado a un estado de infelicidad y de seguro alguna enfermedad por ahí. Entonces, abre tus alas, libérate y siente el éxtasis, respira profundo y mira cómo se van disipando esas nubes negras que has cargado mucho tiempo. Haz el esfuerzo, no es tan difícil como parece, tu ego te está susurrando que no se puede, pero aplica la voluntad, ese estado superior del alma, y deja que te invada una corriente de paz, alegría y bienestar. Nada es tan terrible como tu mente lo ha creado, la realidad es la perfección, y también la comprensión del aquí y el ahora.

“ Todo depende de cómo vemos las cosas, y no de la forma en que son en sí mismas”Carl Jung

 

 

 

Reflexión Semanal #12

Reflexion Semanal 12
Roberto Cabrini

Quítate la mochila y comienza a ver y sacar  la cantidad de cosas inútiles que llevas. Saca las preocupaciones, no te conducen a ninguna parte y de seguro que son de cosas que aún no han sucedido o de situaciones que no puedes controlar; saca las emociones negativas, ésas se pueden sentir, pero no deben llevarse como carga; saca la angustia, esa que te agobia, te enferma y no te deja ver la realidad; saca los miedos, los que te limitan y que te hacen ser una persona sin certezas ni confianza.

Ahora, libre de carga, deja la mochila vacía en alguna parte en donde no la puedas encontrar nuevamente y sólo ocúpate de tí, fluye; eres lo más importante, tu calma, tu bienestar y desarrollo como persona. Tú eres lo real, lo demás es efímero, incluso ilusorio  y carece de sustancia.

“La realidad exterior, las personas y las cosas, tienen sentido sólo en la medida en que satisfacen o frustran el estado interno del cuerpo. Sólo es real lo que está adentro: lo exterior sólo es real en función de mis necesidades (nunca en función de sus propias cualidades o necesidades).” El arte de amar” (1956), Erich Fromm

Reflexión Semanal #6

Reflexión Semanal 6
Owais karnii

Una sensación de esfuerzo sin logros visibles? Puede llamarse desencanto, un estado transitorio que apunta a la inmediatez de los resultados, pero pasos necesarios para fines superiores que se van construyendo con perseverancia y a veces sin siquiera notarlo.

“Se dice, con cierto pesar, que entre nuestros sueños y la realidad hay una distancia, a veces, infranqueable. Es inevitable sentir que la realidad es diferente de lo que queríamos, a lo que esperábamos, y a menudo podemos sentirnos apesadumbrados por esto. Sin embargo, para la filosofía budista, esta experiencia de desencanto con la vida cumple un rol muy importante en nuestro desarrollo espiritual: nos libera de aquello que no nos trae felicidad verdadera, duradera.

El desencanto es producido por el apego. Creemos que tener la casa, el trabajo y la familia que siempre hemos soñado nos va a dar la felicidad que buscamos (recordemos que para los budistas es la felicidad lo que todo ser humano busca). Pero cuando lo logramos, nos damos cuenta que la satisfacción que esperábamos sentir no es tal, que nuestro sueño y la realidad difieren. Esta experiencia es fundamental para liberarnos, para finalmente dejar de esperar de los logros del mundo material una felicidad que no nos puede proveer, para dejar de depositar nuestra felicidad en los lugares equivocados, y tenemos la posibilidad de volver a nosotros mismos, a nuestro centro, y resignificar aquello que para nosotros es importante. El volver a uno mismo después de que el mundo “nos decepciona” es el principio de la liberación, del conocimiento de sí, de la felicidad (la felicidad está en nuestro interior, enseñan los monjes), y de la sabiduría suprema, la iluminación.”

Bárbara CP – Filósofa

Como todos los soñadores, confundí  el desencanto con la verdadJean-Paul Sartre