Reflexión Semanal #49

Reflexión Semanal #49
@saraazad660

Las relaciones de pareja han sido, son y serán motivo de una gran  ocupación en nuestras vidas. Ya sea porque no existe alguna,  o porque estamos involucrados. Si estás en “soltería”, las inquietudes son muchas; encontraré a alguien, por qué no llega esa persona, qué de malo hay en mí que no atraigo a esa persona, etc.  Las respuestas pueden ser muchas, desde que inconscientemente hay una negación a relacionarte íntimamente con alguien, hasta que cada cosa llega a su momento, y ese momento aún no hay llegado.

Si estás en  una relación, también es motivo de preguntas sin respuesta o inquietudes. Cada pareja tiene sus propios códigos; no hay modelos, consejos ni ejemplos a seguir. Como esa una relación de a dos, y cada uno es un mundo, esos mundos vienen a entrelazarse y a combinarse, difícil a veces y otras no tanto. En ocasiones, cada uno está en etapas importantes de la vida, y en conjunto se viene a crecer y a aprender; en otras, son efecto de malas decisiones producidas por la soledad o sólo por el hecho de sentirse importante para alguien, con lo cual se llega a relaciones destructivas y angustiantes. También se corre el riesgo de llegar al conformismo y pensar que no hay más ni mejor y es preferible quedarse, antes que dejar espacio a que alguna relación mucho mejor pueda experimentarse. En fin, este tema dará para varias reflexiones más, pero lo que sí me permito afirmar que si estás en algo abusivo y lejos del amor, del lado del cual estés, es mejor retirarse, sanar, y prepararte para la llegada del verdadero amor. Si realmente lo deseas, esa persona que te corresponde llegará a ti en las mejores condiciones, sólo para que ambos sean felices y plenos. Confía en que así será, siempre que abras tu corazón al amor verdadero.

“ Cierto que en el mundo de los hombres nada hay necesario, excepto el amor.” Johann Wolfgang Goethe