Reflexión Semanal 44

Reflexión Semanal 44
@mohammadaminkhan786

Se está publicando en diferentes medios las estadísticas y cifras de la precariedad de la salud mental  y opiniones al respecto, con todo lo que eso conlleva. Si crees que perteneces a este grupo o has pertenecido alguna vez, más allá de la ingesta de medicamentos diversos y dañinos, la invitación es ir un poco más allá. A ese lugar que habita dentro de nosotros, que es parte importante  y que jamás nos dejará; ese lugar en el cual habitan las emociones, se mezclan con el ego, con los sueños, los placeres, los estados de ánimo pasajeros y lo vital, nuestro Ser, lo que somos y en lo cual nos convertiremos.

En la vida todos pasamos por ciclos, astrológicamente se puede demostrar, y esos ciclos pueden sentirse muy duros y difíciles, con sufrimiento y complicados de entender y de sobrellevar; pero son eso, ciclos que tienen un comienzo y un final y además un tremendo objetivo: crecer. Pero nadie vive lo que no está de acuerdo al plan de su alma, así es que si sientes que no eres capaz, que ya no resistes, que la tristeza te invade, que tu vida es gris, piensa primero que todo pasa y que el comienzo de la comprensión y el alivio parte por hacer una gran pausa, reposar y conectar con tu interior,y cuando te dedicas,  mágicamente aparecen alternativas de salida. Esa palabra precisa, ese impulso que te lleva a tomar la decisión que se ha ido postergando, la mano amiga y sincera, como si todo el Universo estaba esperando ese momento en el cual te conectaste y decidiste ocuparte de ti.

Los caminos que te llevan a una mejor calidad de vida comienzan en ti mismo, independiente que el exterior lo sientas hostil y duro; quizá esa hostilidad y dureza moran en tu interior y el externo sólo es un reflejo de ello.  Al  hacer un cambio real y conciente de actitud y disposición, claro que se abren caminos y se disipa la niebla en la cual puedes estar envuelto; la luz siempre está disponible para quien desee verla y tu felicidad está a la vuelta de la esquina, sólo entrégate con confianza a tus capacidades infinitas de creación y disfruta el proceso.

“He aprendido que no importa lo que pase, o lo malo que parece hoy, la vida sigue adelante, y será mejor mañana.”

Reflexión Semanal #30

Reflexión Semanal #30
@LeoGomezCastillo

La soledad, ese sentimiento que envuelve, atrapa, esclaviza y te deja sumido en un halo de tristeza y angustia. Es cruda, y nos acompaña en muchos tránsitos de nuestra vida; a veces permanece un largo tiempo y otras sólo nos visita por un momento. Es una mala consejera, ya que decisiones erróneas son tomadas a partir de sentirse solo; y no hay absolutamente nadie en el mundo que no lo haya sentido.

Entonces, ahora veamos qué se puede hacer para salir de esa prisión llamada soledad y miedo. Observa que van unidos.

Primero que nada cultiva tu mundo interior; ahí se encuentran grandes tesoros, cobijo, comprensión, amor, compasión; conecta con tu sabio interior, escucha esa voz que te susurra respuestas y que te acompaña. Comparte tus sueños, cuenta quién eres, comparte lo que piensas y lo que sientes, así encontrarás tu estrella que te guiará. Crees que no tienes a nadie para que te escuche?, no es así, en alguna parte del Universo hay alguien pronunciando tu nombre. Conéctate con la perfección y con energías superiores. Mira desde otro ángulo, no desde la angustia y la tristeza, sino desde el amor hacia ti mismo y la confianza que estás en el lugar que debes estar, y verás que se comienzan a disipar las nubes para que asome el sol. Tampoco evadas el sentimiento, ahí ya estás huyendo de ti mismo y eso no te lleva a buen lugar, sólo míralo de frente y verás que no es tan terrible como pensabas.

No olvides que los momentos reales de soledad en nuestra existencia, son el nacimiento y la muerte.

“En el núcleo más recóndito de toda soledad hay un profundo y poderoso anhelo de unión con el yo perdido.Brendan Behan